Vega de Rio Palmas es un pequeño pueblo de interior situado en Betancuria, en la zona central de Fuerteventura.

Pintoresco, tradicional, humilde y enclavado en medio de un precioso valle; un lugar bastante popular tanto por su romería como por la ruta de senderismo que trascurre en sus alrededores.

Las pequeñas y acogedoras casas se esparcen por el valle dando forma a este pueblo en el viven alrededor de doscientas personas.

Mientras, al amparo de la humedad del Barranco de la Vega, donde se encuentra el pueblo, la vegetación, y el verde, se multiplican, alejando a Vega de Rio Palmas de la clásica estampa desértica de Fuerteventura.

Su famosa romería se celebra el Tercer Domingo de Septiembre, una fiesta cargada de tradición canaria en honor a la Virgen de la Peña, que descansa en la Ermita de la Virgen de la Peña, una humilde maravilla arquitectónica erigida en el año 1717. La romería va más allá del pueblo, y es popular no sólo en Lanzarote, sino en todas las Islas Canarias.

El pueblo se encuentra prácticamente al lado de uno de los secretos mejor guardados de Fuerteventura, el Barranco de las Peñitas, una de las pequeñas joyas de esta isla, muy poco conocido, pero de una belleza extraordinaria. Ideal para los amantes del senderismo y la escalada, ya que por aquí transcurre una fantástica ruta de senderismo, un lugar mágico, cargado de vegetación, rocas de formas imposible, cientos de palmeras, y donde se encuentra una de las pocas presas de Fuerteventura, la Presa de Peñitas.

[mappress mapid=”70″]