La Iglesia de Santa María de Betancuria, también conocida como Parroquia de Nuestra Señora de la Concepción, se encuentra en el municipio de Betancuria, al norte de Fuerteventura.

La Iglesia fue levantada por primera vez con reminiscencias del gótico francés en 1410, y cuenta con una historia algo trágica. Fue construida por orden de Jean de Bethencourt, el colonizador normando que fundó Betancuria. La idea de fundar Betancuria en esta zona de Fuerteventura, rodeada de montañas, surge de la necesidad de protegerse de los ataques piratas que asediaban la isla.

Pero aún así, en 1593, un ataque del corsario Xabán Arraez logró penetrar hasta Betancuria detrayendo gran parte del municipio y arrasando con la Iglesia. Pero a finales del siglo siguiente, el pueblo, capitaneado por Pedro de Párraga, logró su reconstrucción, dando lugar a la estructura actual hoy conocida como la Iglesia de Santa María de Betancuria.

Iglesia de BetancuriaSu turbulenta historia la han convertido en confluencia de estilos y materiales, dándole personalidad y haciéndola única.

A nivel arquitectónico, está enteramente construida en cantera blanca, consta de tres naves, techo de inspiración mudéjar y una torre de forma cuadrada. Al entrar nos topamos con un retablo barroco del S. XVII, que recoge la imagen de Nuestra Señora de la Concepción. Además, en su interior también encontraremos otras imágenes de inspiración franciscana y multitud de elementos de tradición cristiana.

[mappress mapid=”80″]