La Ermita de Nuestra Señora de la Caridad se sitúa en el interior de Fuerteventura.

Concretamente, se encuentra en el pueblo de Tindaya, muy cerca de la popular Montaña de Tindaya, en el municipio de La Oliva.

Se erigió en la segunda mitad del siglo XVIII, sin grandes pretensiones arquitectónicas, con la única finalidad de servir como lugar de culto en este pequeño pueblo interior de la isla.

Pequeña, humilde y bella, así es la Ermita de Nuestra Señora de la Caridad, un pequeño tesoro a la sombra de un gran misterio.

Historia y Arquitectura

Ficha

Construcción
Siglo XVIII
 
Ubicación
Tindaya, La Oliva
Ver Mapa | Cómo llegar
El templo se viste de blanco, con cantería oscura en sus laterales y una espadaña, también en cantería, que descansa sobre su muro izquierdo dando cobijo a una pequeña campana. Su fachada principal conjuga a la perfección con su techo a dos aguas de tejas coloradas.
 
Se puede acceder tanto por su puerta lateral como por la puerta enclavada en su fachada principal, ambas enmarcadas en un precioso arco de medio punto.
 
Se trata de una ermita de planta rectangular, con una sacristía que comunica con la plaza exterior. Una ermita de nave única totalmente plana, donde el altar mayor resalta gracias a un pequeño escalón.
 
El retablo, del siglo XVIII, ofrece diferentes imágenes propias de la tradición cristiana, con la Virgen del Carmen y la Virgen de Rosario en sus laterales y la Virgen de Nuestra Señora de la Caridad presidiéndolo.