El Castillo del Tostón se encuentra al norte de Fuerteventura, en la localidad de El Cotillo.

Como la mayoría de edificaciones en Canarias, la construcción del Castillo del Tostón comenzó tras la conquista europea.

Una vez conquistada Fuerteventura, El Cotillo fue ganando cada vez más importancia como puerto clave para el comercio, por lo que, en el siglo XV, se levantó el Castillo con la finalidad de defender la isla de los constantes ataques piratas.

El Castillo del Tostón se ha convertido, con el paso del tiempo, en todo un símbolo de la localidad, amén de ser historia viva de Fuerteventura.

Está construido en piedra, extraídas de una cueva de la zona, es de base circular y podía acoger a 12 hombres.  En su estructura se podían instalar un total de 3 cañones, que se situaban en la parte alta del castillo, mientras que en la parte baja se guardaba el depósito de pólvora necesario para activar dichos cañones. En la actualidad, el Castillo sirve como centro para diversas exposiciones.

A modo de curiosidad, muy cerca de este castillo se encuentra una de las estampas más características de El Cotillo, el Faro del Tostón, que en la actualidad acoge un Museo de la Pesca.

[mappress mapid=”67″]