El Barranco de los Encantados, también conocido como Barranco de los Enamorados, se encuentra en el interior de la zona norte de Fuerteventura, en el municipio de La Oliva.

Se trata de uno de los paisajes más originales de la isla, ofreciendo una de las imágenes más peculiares que puedes encontrar en Fuerteventura. Y al mismo tiempo, el Barranco de los Encantados es uno de los grandes desconocidos de Canarias.

La figura armoniosa y de formas imposibles que dibujan estas rocas sedimentarias conforman, para bien o para mal, un increíble paraje que muy pocos conocen.

Formación

Barranco de los Encantados, FuerteventuraFuerteventura es la isla más antigua del archipiélago canario, y eso la convierte en una isla con un gran interés a nivel geológico, con formaciones rocosas de lo más variopintas y una gran cantidad de restos fósiles.

Las singulares formas rocosas del Barranco de los Encantados surgen de antiguas acumulaciones de arena situadas bajo el mar, cuando la el norte de Fuerteventura terminaba en la que hoy es la localidad de Lajares. Al producirse importante descensos en el nivel del mar, estas acumulaciones quedaron al descubierto, formando, con el paso del tiempo, este paraje tan extraordinario.

Se trata de una zona rica en caracoles, huellas de raíces y nidos de abeja, que señalan que el clima en la zona algún día fue mucho más húmedo de lo que es hoy en día.

Cómo llegar

Viajando a lo desconocido

Barranco Encantado, FuerteventuraAl Barranco de los Encantados se puede llegar a través de la carretera que une La Oliva y Lajares, tomando una vía no asfaltada en dirección oeste; o bien desde una rotonda situada en Lajares; o bien desde la playa de Esquinzo, situada en la costa occidental.

Una vez en el lugar, es recomendable moverse por el fondo de los barrancos, ya que la zona de las dunas es bastante frágil.

Se trata de una visita sin desperdicio, e ideal para mayores y pequeños. Se encuentra en un espacio abierto, y la entrada en totalmente libre y gratuita.

 

 

 

[mappress mapid=”84″]